FESTIVAL DE LOS PATIOS

Concurso de Rejas y Balcones

Es muy difícil decir con certeza cuándo fue el origen exacto de lo que hoy conocemos como Concurso de Rejas y Balcones de Córdoba. Parece que hay fuentes que hablan de una posible iniciación a la actividad en 1919, pero no sería hasta 1927 cuando se anuncie un concurso con el objetivo de premiar a una magnífica iniciativa vecinal.

Llega la Guerra Civil y todo parece caer en el olvido hasta que, en 1939, se vuelve a convocar el concurso como parte de las fiestas de Mayo. Lo cierto es que no sería hasta 1947 cuando el Ayuntamiento de Córdoba se decide a convocar el concurso propiamente dicho junto a las Cruces, los Patios y la propia Feria de Nuestra Señora de la Salud.

En el concurso participan todas las rejas y/o balcones de las viviendas que se encuentren dentro del casco histórico de Córdoba, y que estén adornados solamente con macetas, elementos naturales o flores. ... [LEER +]

La duración es la misma que la del Concurso de los Patios, y al igual que en este último, también se conceden una serie de galardones: tres primeros premios y tres accésit. Pero, si bien la duración del Concurso de los Patios es de unas dos semanas, el Concurso de Rejas y Balcones tiene la particularidad de que podemos contemplarlo en cualquier momento del día que nos apetezca, ya que no tiene horario y están expuestos en muchas de las calles y callejuelas de nuestra preciosa ciudad y, aunque el mes acabe, podemos seguir disfrutando de ellos durante varios meses más.

Son muchos los tipos de flores que pueden adornar estas hermosas fachadas blancas con sus rejas de forja y sus balaustradas de hierro o piedra, al igual que las que adornan los patios cordobeses, aunque suelen prevalecer las largas plantas colganderas o flores tipo gitanillas, buganvillas o claveles de vivos y alegres colores.

Este concurso, cada vez más, está teniendo gran aceptación entre los cordobeses, ya que cada año se suman más participantes con sus rejas o sus balcones. En la actualidad participan alrededor de veintiséis ejemplos de composiciones florales, dotando a la ciudad de una gran variedad de colores y olores, y unos maravillosos rincones en los que el turista o el mismo cordobés puedan recrearse contemplando su auténtica belleza.

Si no tiene claro qué hacer en Córdoba, le recomendamos visitar los Patios de Córdoba contratando una de nuestras visitas guiadas. Allí dedicaremos un capítulo especial al Concurso de Rejas y Balcones. Elija hacer turismo de calidad con personal cualificado, no lo dude, ArtenCórdoba es la mejor opción.

Texto: J.A.S.C.

  • El barrio del Alcázar Viejo engalana sus rejas y balcones para el concurso
  • En ocasiones las rejas y los balcones están tan repletos de flores que no dejan sitio ni para asomarse
  • En ocasiones la caída de la flor llega a medir varios metros
  • No todos los propietarios apuestan por la abundancia a la hora de decorar sus rejas y balcones
  • El cuidado de las flores debe ser constante y minucioso para luego poder disfrutar de unas rejas y balcones sobresalientes
  • Los balcones de la judería se suman al concurso con total dedicación
  • La alternancia de colorido en rejas y balcones son cada vez más frecuentes en el concurso
  • Las gitanillas llenan de vida las rejas y balcones de Córdoba durante el consurso
  • Maravillosa alternancia de colores que si duda imprime al sitio gran vitalidad
  • Belleza en estado puro
  • El barrio del Alcázar Viejo engalana sus rejas y balcones para el concurso
  • En ocasiones las rejas y los balcones están tan repletos de flores que no dejan sitio ni para asomarse
  • En ocasiones la caída de la flor llega a medir varios metros
  • No todos los propietarios apuestan por la abundancia a la hora de decorar sus rejas y balcones
  • El cuidado de las flores debe ser constante y minucioso para luego poder disfrutar de unas rejas y balcones sobresalientes
  • Los balcones de la judería se suman al concurso con total dedicación
  • La alternancia de colorido en rejas y balcones son cada vez más frecuentes en el concurso
  • Las gitanillas llenan de vida las rejas y balcones de Córdoba durante el consurso
  • Maravillosa alternancia de colores que si duda imprime al sitio gran vitalidad
  • Belleza en estado puro