MEDINA AZAHARA

Historiografía

Tras la toma de Córdoba por Fernando III el Santo en 1236, es bien sabido que los reconquistadores cristianos saquearon materiales procedentes de edificios levantados por los musulmanes para construir sus propias edificaciones civiles y religiosas. La conocida como "Córdoba nueva", la ciudad cristiana, se nutrió de las ruinas de la ciudad musulmana, la "Córdoba vieja" como de una cantera y esta situación continuó durante siglos. Así, en 1408, el concejo (ayuntamiento) de la ciudad autorizaba a Inés de Pontevedra que se proveyera de materiales de cantería en el lugar de Córdoba la Vieja para la edificación del convento de San Jerónimo de Valparaíso, a cambio de unos terrenos que lindaban con dichas ruinas.

El primero que indicó que estas ruinas tenían una gran importancia histórica fue el cronista cordobés Ambrosio de Morales, en el siglo XVI, aunque equivocadamente los atribuyó en época romana. En 1625, otro cordobés, Pedro Díaz de Rivas, estableció su pertenencia a la Córdoba musulmana, datándolos en tiempos de Abd al-Rahmán III, pero sin llegar a asegurar de forma definitiva de qué monumento se formaba parte. La identificación de los restos encontrados en la dehesa de "Córdoba la Vieja" como la antigua ciudad califal de Medina Azahara se produjo ya en el siglo XIX, en concreto en 1853, debiendo adjudicarse el mérito al académico Pedro de Madrazo, gran conocedor de las traducciones que se estaban realizando en Europa de textos árabes donde se citaba con frecuencia a la ciudad palatina. Con todo, la excavación, con ayuda económica estatal, del terreno delimitado por Madrazo no comenzó hasta 1911, encargándose de ella el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco. En 1923 se produjo la declaración de los restos como Monumento Nacional. ... [LEER +]

Aunque la labor de Velázquez Bosco es meritoria, cabe destacar como época “dorada” de las excavaciones de Medina Azahara la que comprende los años transcurridos entre 1924 y 1976, bajo la dirección del arquitecto Félix Hernández Jiménez, quien estuvo ayudado por el arabista cordobés Manuel Ocaña Jiménez. Desde 1976 hasta 1984 la restauración de Medina Azahara fue dirigida por el arquitecto Rafael Manzano Martos.

En el último año citado la Junta de Andalucía, al asumir competencias en materia de cultura, se hizo cargo de las labores de excavación y restauración del complejo, encargando de esa tarea al arqueólogo Antonio Vallejo Triano. Este último sigue continuando actualmente desde hace más de veinte años una ya dilatada labor de investigación sobre Medina Azahara, que todavía nos deparará muchas sorpresas.

Si se pregunta qué visitar en Córdoba, una buena opción sería el yacimiento arqueológico de Medina Azahara eligiendo una de nuestras visitas guiadas. Apostar por hacer turismo de calidad es hacerlo por ArtenCórdoba.

Texto: Jesús Pijuán.

  • Vista Panorámica del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara
  • Detalle del Salón Basilical de Medina Azahara
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara
  • Mezquita Aljama de Medina Azahara
  • Casa del Visir Ya'far de Medina Azahara
  • Salón Rico de Medina Azahara
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara
  • Salón Basilical de Medina Azahara
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara
  • Mezquita Aljama de Medina Azahara
  • Portada de la Casa de Ya'far en Medina Azahara
  • Detalle de uno de los capiteles del Salón Rico
  • Vista Panorámica del Conjunto Arqueológico de Medina Azahara
  • Detalle del Salón Basilical de Medina Azahara
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara
  • Mezquita Aljama de Medina Azahara
  • Casa del Visir Ya'far de Medina Azahara
  • Salón Rico de Medina Azahara
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara
  • Salón Basilical de Medina Azahara
  • Gran Pórtico Oriental de Medina Azahara
  • Mezquita Aljama de Medina Azahara
  • Portada de la Casa de Ya'far en Medina Azahara
  • Detalle de uno de los capiteles del Salón Rico