IGLESIAS FERNANDINAS

Iglesia de San Pablo: Altares y Capillas (II).

Unida a la anterior se encuentra la Capilla de Ánimas, quedando a escasos metros del ábside del evangelio. Fundada en los últimos años del siglo XIV para ubicar a la familia Sotomayor, que no disponía del capital suficiente para mantenerse en la Capilla Mayor, por lo que se trasladó aquí. De planta cuadrada presenta una cubierta muy similar a la anterior. Al fondo se halla la imagen que da nombre a la capilla, el "Cristo de Ánimas", un Cristo Crucificado de bella factura y sencillos trazos realizado a comienzos del siglo XVII. También podemos destacar un retablo realizado en madera dorada, atribuido a Alonso Gómez de Sandoval, que está fechado a mediados del siglo XVIII, y en el que destacan imágenes de los arcángeles "San Rafael" y "San Miguel".

El ábside del evangelio acoge en la actualidad a la Capilla de Nuestra Señora de las Angustias, titular de la Cofradía de las Angustias, que recorre las calles de Córdoba la madrugada del Jueves al Viernes Santo. Este sublime grupo escultórico es la última composición del excepcional imaginero cordobés Juan de Mesa, quien la donó a su ciudad como última voluntad antes de morir. En la sección de Semana Santa encontrará una descripción detallada de la obra. ... [LEER +]

Del Altar Mayor podemos destacar un pequeño sagrario realizado en mármol, decorado con relieves dispuestos en arcadas de medio punto, que sirve de apoyo a las imágenes de "San Pablo", "San Alfonso" y una "Virgen con Niño" sentada en el trono.

El Ábside de la Epístola es exactamente igual al ubicado en el lado del evangelio, solo que está decorado con una tabla que representa a "San Antonio María Claret" en actitud de bendecir. Una puerta da acceso a las dependencias de la iglesia, que en la actualidad están ocupadas por los Misioneros Hijos del Corazón de María, y que, antiguamente, era la Capilla Capítulo.

La Capilla Capítulo es la construcción más antigua de toda la Iglesia de San Pablo, ya que hay que remontarse a época almohade para conocer sus orígenes, momento en el que se cree fue concebida como estancia de un palacio. Los dominicos vieron la posibilidad de aprovechar el espacio en el momento de realizar el templo cristiano, que sirvió desde un principio para numerosos fines, tales como capilla funeraria, sacristía… Se trata de un habitáculo rectangular dividido en tres partes, donde destaca el gran arco apuntado con alfiz sustentado por amplios modillones que separa el primer espacio del segundo, además del arco de herradura que separa el segundo del tercero, que se sostiene sobre pares de columnas con capiteles de origen almohade. De gran interés es la bóveda de nervios entrecruzados de tipo hispano-musulmán, que pasa de planta cuadrada a octogonal por medio de trompas con forma de medio cañón. De los lados del octógono se levantan ocho nervios que se cruzan en paralelo dos a dos en diagonal, dejando libre el espacio central, donde nace la linterna, apoyada sobre un segundo octógono.

La Capilla de la Expiración se encuentra a los pies de la nave de la epístola, y debe su nombre a que alberga las imágenes titulares de la Cofradía de la Expiración, que procesiona en la tarde-noche del Viernes Santo. En frente se encuentra el "Santísimo Cristo de la Expiración", obra anónima de fines del siglo XVII, junto a él se encuentra "María Santísima del Silencio", también anónima del siglo XVII y, en el costado izquierdo, "Nuestra Señora del Rosario", obra actual del afamado imaginero sevillano Luis Álvarez Duarte. Como ya mencionamos en apartados anteriores, en la restauración realizada en los últimos años del siglo XIX y principios del XX, Adolfo Castiñeyra y Mateo Inurria reestructuraron casi por completo la capilla, ateniéndose a unos restos consistentes en arcos polilobulados y celosías de épocas pasadas. La capilla fue redecorada al gusto neomudéjar, a imitación de las yeserías de la Capilla Real de la Mezquita-Catedral. Sin duda, nos encontremos ante una polémica restauración que ha dado mucho que hablar en el panorama artístico cordobés.

Si desea conocer las Iglesias Fernandinas no dude en contratar alguna de nuestras visitas guiadas. Dedicaremos especial atención a la Iglesia de San Pablo. Somos expertos en la interpretación del patrimonio histórico cordobés. Si ha elegido hacer turismo en Córdoba, elija una opción de calidad, elija ArtenCórdoba.

Texto: J.A.S.C.

  • Capilla de Ánimas en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Altar Mayor de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Ábside del lado de la Epístola de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Detalle de la Capilla Capítulo de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Detalle de la Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Altar Mayor de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Nave del lado de la Epístola de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Capilla Capítulo de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Detalle de la Capilla Capítulo de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Detalle de la Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Capilla de Ánimas en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Altar Mayor de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Ábside del lado de la Epístola de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Detalle de la Capilla Capítulo de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Detalle de la Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Altar Mayor de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Nave del lado de la Epístola de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Capilla Capítulo de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Detalle de la Capilla Capítulo de la Iglesia de San Pablo en Córdoba
  • Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba
  • Detalle de la Capilla de La Expiración en la Iglesia de San Pablo de Córdoba