ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS

Patio Morisco

La construcción medieval del Alcázar fue destruida casi en su totalidad tras adaptarse el edificio a cárcel en el siglo XIX. Se trata de un excepcional ejemplo de planta netamente musulmana, tipo morisco, rectangular, de los que en la Andalucía cristiana conocieron gracias a los almorávides. Sus pasillos conforman una cruz central, en cuya intersección se alza una fuente de casquete con surtidor. A ambos extremos, en los lados menores del rectángulo, se encuentran dos albercas, de poca profundidad, con escalerillas y derrames de agua.

La disposición del Patio Morisco permite hasta cuatro cuadros de jardines, de altura menor a la de los pasillos. En cada cuartel pueden apreciarse naranjos, limoneros, granados, laurel… jardines con marcada influencia oriental, llegada de Persia. Se piensa que las plantaciones fueron creadas y llevadas por gentes del país, asesoradas y dirigidas, probablemente, por musulmanes granadinos, sevillanos…

Adosado a muros y antiguas habitaciones, recorre un zócalo de estuco decorados con dos tipologías distintas de dibujo geométrico y lacería árabe, utilizando únicamente el rojo, negro y ocre. Los motivos principales son los escudos de León y Castilla.

En el lado Este del Patio Morisco limita con la edificación realizada en el siglo XIX, con el fin de dotar a la cárcel de celdas adecuadas. En el lado Norte se levanta una fachada de larga galería abovedada, mostrándose al exterior con arcos de medio punto. El patio linda en su lado occidental con una muralla, coronada con almenas, que conecta las torres de Los Leones y de La Inquisición. En pleno muro se aprecia un vano de acceso tapiado, que muestra un arco de descendencia árabe, ligeramente apuntado, además de una gran puerta, que conecta con los jardines del Alcázar.

Una pequeña columna se conserva en el patio, encontrada en la excavación realizada en el año 1951, conmemora las antiguas edificaciones romanas situadas bajo estos suelos, caso de la Aduana o los Palacios del Procurador y Cuestor. Puede apreciarse en la columna la basa, parte del fuste, y el capitel, muy erosionado.

Si desea conocer el Alcázar de los Reyes Cristianos y su Patio Morisco no dude en contratar alguna de nuestras visitas guiadas. Somos expertos en la interpretación del patrimonio histórico cordobés. Si ha elegido hacer turismo en Córdoba, elija una opción de calidad, elija ArtenCórdoba.

Texto: J.A.S.C.

  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos visto desde el Adarve
  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos
  • Acceso a los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos por el Patio Morisco
  • Acceso a los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos por el Patio Morisco
  • Restos de policromía en el antiguo zócalo del Patio Morisco
  • Acceso al Patio Morisco de los Reyes Cristianos por el Jardín
  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos visto desde el Adarve
  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos
  • Lado occidental del Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos
  • Restos de policromía en el antiguo zócalo del Patio Morisco
  • Restos de policromía en el antiguo zócalo del Patio Morisco
  • Restos de época romana en el Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos
  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos visto desde el Adarve
  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos
  • Acceso a los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos por el Patio Morisco
  • Acceso a los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos por el Patio Morisco
  • Restos de policromía en el antiguo zócalo del Patio Morisco
  • Acceso al Patio Morisco de los Reyes Cristianos por el Jardín
  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos visto desde el Adarve
  • El Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos
  • Lado occidental del Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos
  • Restos de policromía en el antiguo zócalo del Patio Morisco
  • Restos de policromía en el antiguo zócalo del Patio Morisco
  • Restos de época romana en el Patio Morisco del Alcázar de los Reyes Cristianos